lunes, 15 de noviembre de 2010

Noviembre de 1936: El Gobierno traslada su sede a Valencia


          El día 6 de noviembre de 1936, ante la posible toma de Madrid por las tropas nacionales, el Gobierno de la República, tras celebrar un Consejo de Ministros, decide trasladarse a Valencia.

          Unos partirán ese mismo día. Otros lo harán al amanecer del día siguiente, y desde el aeródromo de Algete, en los dos aviones "Douglas" que para tal fin han sido preparados; aviones que también llevarán a otras autoridades.

          De este modo lo contaba Indalecio Prieto, que en aquellas fechas era el ministro de Marina y Aire ...

          "A media mañana del 6 de noviembre, Largo Caballero convocó inopinadamente a Consejo de ministros. Cuando estuvimos reunidos nos manifestó haber llegado, a su entender, la hora de que el Gobierno abandonara  Madrid, de donde, y por acuerdo de éste, había salido ya el presidente de la República, acompañado de los ministros sin cartera, señores Irujo y Giral. ... (unos renglones más adelante continúa así) ...  Largo Caballero manifestó que desde aquel instante, y guardando absoluta reserva, debían ir saliendo los ministros para Valencia ...
          Vuelto a mi despacho recapacité acerca de cuanto me correspondía hacer en cumplimiento de la resolución que acababa de tomar el Consejo de ministros. Y me acordé de Vicente Petrarca. Temía yo reacciones violentas del pueblo madrileño al alejarse el Gobierno y que, a consecuencia de ellas, sucumbiese el prisionero. Evacuar a  éste con nosotros era concederle honor inmerecido. Dejarlo en Madrid, una temeridad. Convenía no dar pretextos a las grandes democracias mundiales para incumplir sus deberes con la República española. Yo  -¡ingenuo de mí!-  fiaba en ellas. No las supuse tan hipócritas y cobardes como para negar a un Gobierno legítimo los auxilios que legítimamente reclamara; armas y municiones contra dinero constante y sonante. Pensando en ello tomé decisión sin vacilaciones. Di al subsecretario del Aire, coronel Antonio Camacho, una autorización escrita para que le fuera entregado el prisionero y le ordené que personalmente lo llevase a la Embajada de los Estados Unidos y lo pusiese a disposición del encargado de Negocios.
          Al amanecer siguiente, en el aeródromo de Algete, veinte kilómetros al norte de Madrid, dos Douglas probaban sus motores. Allí se reunieron conmigo los ministros sindicalistas Juan López y Juan Peyró, a quienes la tarde anterior sus correligionarios de la Confederación Nacional del Trabajo les hicieron retroceder desde Tarancón, cerrándoles el paso para Valencia. El coronel Camacho, director de la expedición, me dijo que mi orden había quedado cumplida. Vicente Petrarca hallábase desde la noche anterior en la Embajada norteamericana. Un documento suscrito por el encargado de Negocios lo acreditaba así.
          Los Douglas emprendieron el vuelo. Iban muy abajo, casi a ras de tierra, para no ser vistos desde el campo faccioso y evitar acometidas de los cazas enemigos. Desde la cabina del piloto en el aparato que nos conducía a mí y a la familia de don Mariano Gómez, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el coronel Camacho escrutaba cuidadosamente el celaje con la mano puesta en el cerrojo de un fusil ametrallador. Podríamos topar con aviadores fascistas nacidos o no en los Estados Unidos."

          Estas líneas son parte de un texto escrito por Indalecio Prieto en julio de 1943, con el título de  "Vicente Petrarca",  texto que fue recopilado junto a otros artículos suyos en el libro  "Convulsiones de España",  tomo I  (las líneas reproducidas pertenecen a las páginas 191 y 192).

          Cuenta  Prieto de Vicente Petrarca,  entre otras cosas, que era un piloto de caza Fiat; de padres italianos, pero nacido en Estados Unidos; y que fue hecho prisonero tras ser derribado.



BIBLIOGRAFÍA:

Libro:   "Convulsiones de España  (Pequeños detalles de grandes
            sucesos)".  Tomo I.
            Recopilación de textos de Indalecio Prieto llevada a cabo por
            don Eusebio Rodrigo
            Ediciones Oasis,  S.A.
            México.  Año 1967

lunes, 7 de junio de 2010

Testimonios de lectores del blog



El recibir un correo electrónico de un lector del blog, contándome la experiencia de su padre (el cual estuvo destinado temporalmente en el aeródromo de Algete), me hizo pensar que podría dedicar un espacio en el blog a éste y a otros testimonios.

Y es ése el motivo que me anima a abrir esta nueva entrada del blog, y la inicio precisamente con el email que desde Francia me envió Luis Garrido Orozco:


"Hola,

He leído con mucho interés tu blog y lo que escribes sobre el aeródromo de Algete. Mi padre estuvo en ese lugar a finales del 37 principios del 38, donde se formó la 2ª Compañía de Masa y Maniobra, al mando del teniente Justino Cudero Escudero, natural de Escalona, en la provincia de Toledo. Mi padre, Albino Garrido San Juan, era el cabo furriel y secretario de la compañía. Mientras él estuvo en Algete la actividad aérea fue poco intensa. Recuerda que en el transcurso de ese invierno nevó bastante en Algete, lo que ocasionó peleas con bolas de nieve. Mi padre, que se alistó en Aviación, sólo tenía 19 años en aquella época.

Me parece que la finca donde se implantó el aeródromo fue incautada al Duque de Alburquerque.

De Algete se trasladó la compañía a Casa de Uceda, donde también había otro aeródromo. Después se fueron para Tembleque, y más tarde a Villamayor de Santiago, en la provincia de Cuenca."


A un correo posterior que le dirigí comentándole entre otras cosas si disponía, para ilustrar el texto, de alguna foto de su padre tomada durante la Guerra Civil, me respondió:


"Mi padre no tiene ninguna foto de aquello. Si yo vivo hoy en Francia, donde he nacido, es porque mi padre, tras fugarse del campo de concentración de Castuera, donde estaba recluso, consiguió llegar al país galo. Eso fue el 22 de marzo de 1940, la fuga la iniciaron el 4 de enero. Se escaparon 6 y llegaron sólo 4. Así que no pudo traerse nada (sí, lo que se trajo fueron muchos piojos porque estuvo andando 79 días para atravesar media España, corriendo muchos riesgos y en malísimas condiciones)."


Pero sí me ha enviado la siguiente foto de su padre, de mayo de 1940, ya en Francia.





Albino Garrido San Juan
Mayo de 1940. Francia
Foto proporcionada por Luis Garrido Orozco

sábado, 30 de enero de 2010

Marzo del 39: un avión huye a Valencia


          Algunos algeteños, que trabajaron en la Finca  "Soto Mozanaque" y que se encontraban allí en los días finales de la Guerra Civil, me hablaron de un avión que despegó del aeródromo llevando consigo lo que ellos pensaban que debían ser personalidades que huían hacia el exilio.

          También me comentaron que ese avión estuvo semioculto entre unos árboles en la colindante Finca "Soto de Algete" (o "Soto Heredad de la Torre"), situada al noroeste del aeródromo y separada geográficamente de éste por el arroyo Paeque;  por lo cual, para poder desplazar el avión de una finca a la otra se tuvo que preparar un paso que salvase el cauce del arroyo.

          Así que, sintiendo interés por este hecho, me puse a buscar más información, y encontré el siguiente testimonio personal de uno de los pasajeros de ese avión; concretamente del que fuera por aquellos años director del diario  "C N T"  de Madrid,  José García Pradas ...

          "... Cuando nuestros coches subían por el paseo de la Castellana, pequeños grupos obreros se fijaban en los tricolores banderines de mando. Callados, ambiguos, irresolutos, tenían el gesto propio de quien todo lo ha perdido.
          -Si entonces  -me ha dicho Casado en Londres-  llega a producirse la menor protesta, yo no salgo de Madrid.  ¡Mejor la muerte que el odio de aquel pueblo sin par!
          Pasando por Chamartín, llegamos a la carretera de Aragón, cubierta de automóviles ligeros y camiones. Riada humana hacia Valencia; torrente de derrotados... Por Barajas fuimos al aeródromo de Algete, y desde allí, Casado y Val hablaron varias veces por teléfono con diversas Unidades. Cuando Mera y Verardini dijeron que ya había empezado la desmovilización ordenada y rápida del cuarto Cuerpo de Ejército, fuimos a tomar el avión que nos llevaría a Valencia. Los soldados del aeródromo formaron militarmente sin orden previa. Casado les habló con voz velada de congoja. Matallana conversó con varios de ellos. Salimos, y a ambos lados del avión, en tierra, quedaba un triste saludo de puños altos...  Elevóse el  "Douglas"  sobre los pardos calveros de aquella Castilla dura y hosca, campamental; quedaba "nuestro" Madrid a la derecha, y a la vista de su abigarrada arquitectura, de sus ásperos sotos de tejados y torres, Salgado, que iba de aquel lado, se echó a llorar; llanto sobre el roto corazón de España, sobre la Meca -perdida- de todos los que sintieron afanes de libertad. ..."

         Este relato tan detallado que hace García Pradas de aquellos instantes se encuentra en su libro  "La Traición de Stalin.  Cómo terminó la guerra de España",  publicado en Nueva York en 1939; y ahora digitalizado por Google.


         En la página del mismo libro mostrada a continuación aparece la foto de García Pradas en la esquina inferior derecha, y las de otros dos pasajeros del avión:  Eduardo Val  y  Manuel Salgado.



         Ese avión partió del campo de aviación de Algete hacia el aeródromo de Manises, Valencia, el día 28 de marzo de 1.939.

         En él iba también el coronel  Segismundo Casado, que era el Consejero de Defensa del Consejo Nacional de Defensa.

         Según lo que manifiesta éste en su libro  "Así cayó Madrid",  en el que dice que dejó el avión en el aeródromo de Manises a la disposición del  Estado español;  y según un informe del material recuperado en este aeródromo, fechado pocos días después de la finalización de la Guerra Civil;  parece ser que el avión en cuestión era el Douglas  DC-2 con matrícula  EC-AAY, de las Líneas Aéreas Postales Españolas  (L.A.P.E.),  precursora  de  IBERIA.

         Y no fue esa la única ocasión en la que despegó un avión Douglas desde el aeródromo de Algete... Y es que aproximadamente dos años y medio antes, concretamente el 7 de noviembre de 1.936, y según el testimonio escrito de Indalecio Prieto, que era el ministro de Marina y Aire en aquellas fechas, en la mañana de ese día despegaron desde este aeródromo dos Douglas con rumbo a Valencia llevando a diferentes autoridades, entre las que se incluía él.

         Esta expedición venía motivada por el traslado del Gobierno de la República a Valencia, ante la posible toma de Madrid por las tropas nacionales;  traslado que se hizo por carretera y por avión.

         A esta expedición está dedicada esta otra entrada del blog:
           
http://aerodromoalgete1936-39.blogspot.com/2010/11/noviembre-de-1936-el-gobierno-traslada.html

         A la vista de todo esto parece pues que el campo de aviación de Algete, aparte de ser utilizado por los aviones biplanos de fabricación rusa Polikarpov I-15 "Chatos",  fue usado en estas situaciones tan especiales para dar cobijo a los aviones Douglas, quizás porque se pensaba que en esas circunstancias aquí estarían menos expuestos a ser atacados tanto en tierra como durante sus aterrizajes y despegues.

         Y también, es de suponer que previamente habría habido aterrizajes y despegues de entrenamiento para familiarizarse con las dimensiones del aeródromo y los vientos de la zona, situada al norte del entonces aeródromo de Barajas (hoy aeropuerto internacional Madrid-Barajas).
         



BIBLIOGRAFÍA:

Libro:  "La Traición de Stalin.  Cómo terminó la guerra de España"
           José García Pradas
           Ediciones de Cultura Proletaria
           New York.  Año 1939
           Páginas 134 y 135
           Digitalizado por Google a partir de un original
           de la  "University of Michigan"

Libro:  "Así cayó Madrid.  Último episodio de la Guerra Civil Española"
           Coronel Casado
           Guadiana de Publicaciones,  S.A.
           Madrid.  Año 1968
           Páginas 269 y 273

Libro: "Convulsiones de España  (Pequeños detalles de grandes
          sucesos)".  Tomo  I.
          Recopilación de textos de Indalecio Prieto llevada a cabo por
          don Eusebio Rodrigo
          Ediciones Oasis,  S.A.
          México.  Año 1967
          Página 192

Libro:  "Crónicas de Algete"
           Miguel Alcobendas Fernández
           Editado en colaboración con el
           Centro de Profesores de Alcobendas
           Ministerio de Educación y Ciencia
           Subdirección Territorial Madrid - Norte
           Madrid.  Año 1995
           Página 45
           ISBN:  84-88500-60-2

Libro:  "Algete en Bici"
           José Puente Villamuelas
           Página 66:  aportación de José Valdezate sobre hechos
                             acontecidos en el aeródromo
           Ayuntamiento de Algete
           Madrid.  Año 2008


AERONET GCE / IBERONET
 http://www.network54.com/Forum/394728/thread/1256988032/Un+par+de+documentos+sobre+los+Douglas+DC-2
Por Juan Arráez Cerdá
Iniciado el 31 de octubre de 2009